Make your own free website on Tripod.com

FINAL FELIZ

Por: Carmen Rojas Bizerra

 

 

FINAL FELIZ PARA FAMILIA CUBANA:

GOBIERNO DE FIDEL NO TUVO MAS QUE CEDER

 

El viernes 12 de diciembre fue un día glorioso, no solo para la familia Rodríguez LLano, sino también para todos los que amamos la justicia y la verdad como principios básicos para una vida digna a la que tenemos derecho todos los seres humanos. Después de vencer duros obstáculos que tardaron más de dos años, aproximadamente a las 1.30 de la tarde, arribaron al aeropuerto

Dorval de esta ciudad de Montréal (Canadá) procedentes de Cuba, el pequeño Alejandro Merchand (9 años) y Héctor Rodríguez, hijo y esposo respectivamente de la Sra. Carmen Delia LLano Ochoa, quien no cesó de luchar hasta conseguir que sus seres queridos pisen suelo canadiense y pueda al fin darse el ansiado reencuentro y, por tanto, la reunificación familiar.

 

Ch/L: O sea que están viniendo los dos?

C/D: Si los dos están viajando rumbo a Montréal.

Ch/L: Y hubo alguna otra coordinación con la gente de la Embajada de Cuba acá en Montréal?

C/D: En lo absoluto, ellos conmigo no han tenido ningún tipo de comunicación, al contrario ellos han hablado muy mal de mí. Y como dice la Constitución de la República, el cubano que sale de Cuba deja de ser cubano, entonces yo he reclamado mis derechos como residente canadiense y no como querían obligarme ellos, como una cubana aquí, porque yo para ellos y para el gobierno cubano, no soy cubana, entonces yo no recibí nada de ellos y por tanto, no tengo nada de que agradecerles.

Ch/L:Y hubo alguna coordinación con las autoridades canadienses?

C/D: Si, si hubo a través de la Fundación Cubano/Canadiense, fue la que se encargó de hacer todo tipo de gestiones ante las autoridades canadienses y ellos contribuyeron a que hoy mi hijo y mi esposo puedan llegar.

Ch/L: Ahora que está llegando el niño, que es lo primero que va a hacer luego del saludo?, que cree que es lo más correcto para él?.

C/D: Bueno, como estamos en fin de semana, lo primero que voy a hacer el lunes, es llevarle inmediatamente a un psicólogo y un psiquiatra para que me lo vean, porque mi niño viene con muchos problemas psíquicos y mentales además de que está afectado espiritualmente como lo sabe todo el mundo.

Ch/L: Que diría Ud, a la comunidad cubana que reside aquí en Montréal y que tiene problemas similares al suyo?

C/D: Yo le digo a la comunidad cubana que se encuentra aquí en Montréal o en cualquier lugar del Canadá y que están pasando por el mismo proceso que el mío; que no tengan miedo, que se enfrenten a la situación porque es la única manera de lograrlo; que tomen mi ejemplo, no es que quiera ser un ejemplo para nadie, pero que al menos miren mi caso, quiero decirles que lo van a

lograr y si necesitan ayuda, pueden contar conmigo, yo les puedo apoyar en el momento que sea.

Ch/L: A eso quería llegar, no estoy pensando en que Ud, pretenda ser una lidereza ni nada por el estilo, pero dado el problema vivido a ló mejor le brota del corazón, el deseo de crear una organización similar para ayudar a sus compatriotas, podría estar en lo cierto Sra.Llano?

C/D: Ese es el objetivo realmente, como yo he llegado a lograr mis derechos sin haber sido sometida a ningún tipo de abusos como los que hace el gobierno cubano, mi propósito es hacer una campaña o contribuir con todas las madres de Canadá que están pasando por el mismo proceso y apoyarles y, a su vez, con el apoyo de la Fundación Cubana/Canadiense, quienes están en la mejor disposición de respaldar a esos padres que se encuentran en esta situación.

Ch/L: Bueno, nosotros estamos muy felices de haber contribuido con un granito de arena para hacer realidad este encuentro con su familia.

C/D: Soy yo quien debe dar las gracias a Uds., que apoyaron mucho en la campaña que estuve haciendo, así como ahora mismo están aquí conmigo.

Ch/L: Esa es nuestra misión, muy amable por sus palabras y muchas felicidades.

C/D: De nuevo muchas gracias a Uds.

 

 

Mientras la Sra. LLano contaba ansiosa los minutos que faltaban para ver a sus seres queridos, nosotros aprovechamos para conversar con el Sr. ISMAEL SANDRA, Presidente de la Fundación Cubana/Canadiense.

Ch/L: Sr. Sandra, Ud, está aquí para dar la bienvenida a estas personas que han vivido un terrible drama familiar, verdad?.

I/S: Si, específicamente a Alejandro Merchand y su padre adoptivo Héctor Rodríguez, que hoy precisamente y después de una larga campaña, logramos que cediera el régimen cubano y les diera la libertad de salir de Cuba. Ellos habían negado en un principio que Alejandro se reuniera con su madre y quisieron usar un medio para chantajearle diciéndole que si no colaboraba, que si  no se inscribía, que si no cooperaba con el régimen a través del consulado, pues, que no le iban a devolver a su hijo. La dignidad en este caso, se impuso sobre el chantaje y la Sra. Carmen Delia Llano Ochoa, hizo su campaña, nosotros la apoyamos y desarrollamos todo un sistema de información y de protestas, de cartas a través de organizaciones gubernamentales, no gubernamentales, etc., y sobre todo, con la participación decisiva del gobierno canadiense, logramos que finalmente el tirano cediera y les diera la libertad a Alejandro y Héctor.

Ch/L: La fundación que Ud, preside se supone que está constantemente en este tipo de actividades, tiene otras acciones similares para gente que debe venir de Cuba?

I/S: No hay un proyecto específicamente de nadie que venga de Cuba, sencillamente nuestro proyecto es para protección y defensa de los derechos de la comunidad cubana en el exilio en Canadá, de ahí su nombre cubana/canadiense y nosotros estamos siempre dispuestos a apoyar a cualquier cubano que presente algún tipo de situación de causa justa y humana como por ejemplo en este caso donde la Sra., acudió a nosotros pidiendo ayuda y lo que hicimos es simplemente cooperar en su decisión, en su firmeza de protestar, de exigir el derecho que ella tiene como madre a reunificarse con su hijo.

Ch/L: Hace cuanto tiempo radica Ud, aquí en Canadá?

I/S: Tengo aquí 6 años y medio y hace 5 años que fundamos esta organización.

Ch/L: En su país sufrió Ud, prisión?

I/S: Si, casi 5 años estuve en prisión precisamente por querer expresar mis ideas libres en un país donde hay una dictadura, donde no se puede hablar, no se puede expresar ninguna idea política que no sea la del régimen, la que ellos quieren divulgar en el mundo y plantear que ellos no son violadores de los derechos humanos, cuando a decir verdad que, hoy en día, los principales violadores de los derechos humanos que existen en este hemisferio son ellos, es el régimen de Fidel Castro.

Ch/L: Es Ud, escritor y periodista?

I/S: Si, soy periodista y escritor, he publicado 9 libros de ficción, me dedico también a escribir artículos para la prensa y siempre deseé entre las cosas que puedo hacer adicionales a mi trabajo literario, es este activismo para poder sentirme útil de luchar por la libertad de otros, no venir a este exilio para disfrutar yo de esta libertad, sino también luchar para que otros que quedaron atrás en Cuba, puedan disfrutar de esta misma libertad.

Ch/L: Que siente Ud, entonces y que está haciendo por decenas de periodistas y escritores cubanos hoy presos injustamente en Cuba?.

I/S: Bueno, nosotros tenemos programas específicos con ellos, trabajamos a través de sistemas de información, cartas a diferentes organizaciones, a las Naciones Unidas, a la OEA, etc., les pedimos ayuda, apoyo y también hacemos nuestra propia campaña, nuestros actos de protesta, nuestros actos culturales simbólicos donde recordamos a Martí, donde damos a conocer los verdaderos ideales de José Martí, quien fue el principal opositor a Fidel Castro.

Ch/L: Ud, cree que el gobierno de Castro cederá con todos estos actos?, que es para Ud,  específicamente Fidel Castro?.

I/S: Fidel Castro ya no tiene calificativo, yo le califico en mi libro y no encontré nada mejor para él, como que es el mayor cínico. Así lo califico en mi libro "El Unico José Martí, el Principal Opositor a Castro".

Ch/L: Muy amable Sr. Sandra.

I/S: Gracias a Uds.

 

Enseguida encontramos a otro de los líderes cubanos, el Sr. Máximo Morales, Presidente de la Asociación Cubana de Quebéc, quien accedió a una breve, pero, significativa entrevista:

Ch/L: Sr. Morales, que siente Ud, en este día con la llegada del pequeño Alejandro y su papá?

M/M: Es un día muy emotivo y maravilloso porque una vez más tiembla ante la injusticia, tiembla ante la dignidad de los cubanos que hemos estado verticales durante más de medio siglo, aguantando de pie la dictadura tiránica de este canalla, que no ha dudado en más de 50 años en dar un baño de sangre a una isla que era una perla de las Antillas.

Ch/L: Que dice Ud, a tanta gente cubana que está acá en Canadá y soportando estas arbitrariedades de Fidel Castro?.

M/M: Yo les digo que nunca pierdan las esperanzas, que el día va a llegar, que no se dejen doblegar ante las injusticias y el chantaje, que no claudiquen, que con la dignidad se vence la falta de derechos humanos que tienen ellos para con los cubanos...mucha dignidad y ser siempre verticales, nunca horizontales.

Ch/L: Gracias por su gentileza.

M/M: Las gracias a Uds.

 

Minutos después se produjo el esperado encuentro, lágrimas de felicidad, abrazos y besos prolongados, aplausos, sonrisas, arengas, regalos, etc., fueron el marco de esta llegada. Nosotros acostumbrados a vivir todo tipo de emociones, sin embargo, teníamos un nudo en la garganta al conocer por vez primera al pequeño Alejandro y poder acariciarlo unos instantes. Lloraba emocionado y no se desprendía del regazo materno, al tiempo que solo atinó a decir que han sido 2 años y 2 meses que no veía a su mamá y en palabras entrecortadas dijo que estaba muy feliz.

Su papá, Héctor Rodríguez, dijo que siente una emoción indescriptible de pisar suelo canadiense, nunca imaginé un recibimiento tan emotivo y tan bonito, este reencuentro con mi esposa es algo muy bello; en estos momentos no tengo cabeza para pensar, para decir mis sentimientos, es un choque muy fuerte, estoy muy emocionado con todo esto, expresó.

Pensamos que el reencuentro de esta familia, viene a ser el reconocimiento justo de lo verdadero, y demuestra que quien lucha por una causa justa, nunca está solo, pues, felizmente somos millones en el mundo los que sabemos el sabor que tiene la vida en democracia y, muy pocos, y cada vez se van quedando más solos, los que aplauden a regímenes dictatoriales 

VOLVER AL INICIO